Plantas para la cubierta verde

Plantas cubierta verde

Plantas en la cubierta ajardinada de la casa: una elección adecuada.

Para la preparación de la cubierta verde ha demostrado ser muy útil la mezcla de substrato de mantillo vegetal (50% – 80%) y turba como protección de la capa del sustrato de tierra. Tenga en cuenta que con tan sólo 30 cm de tierra, puede usted elegir con comodidad sus plantas. Por lo general, evitaremos tener que ocuparnos intensivamente del cuidado de la cubierta ajardinada, por lo que prestaremos especial atención a la elección de plantas cuyo crecimiento y mantenimiento no sea excesivo.

Cubierta verde Extensiva e Intensiva

Según el cultivo de la cubierta ajardinada, podemos distinguir dos grupos: cubierta verde extensiva y cubierta vegetal intensiva.

La cubierta verde extensiva, también conocida como cubierta verde ecológica, necesita una capa de sustrato de entre 5 ó 10 cm. Está especialmente indicada para cubiertas ajardinadas que requieran un mantenimiento mínimo o para aquellas cuyo acceso sea difícil. Se recomienda hacer uso de plantas resistentes, que no necesiten un cuidado frecuente, precisen poca agua y resistan bien al frío y al calor: siemprevivas, suculentos, herbáceas o similares. La cubierta verde extensiva está indicada también para cubiertas, para las que no se había previsto un ajardinamiento, ya que no suponen una carga adicional importante para la estructura del edificio. Este tipo de cubierta vegetal es adecuada para casas unifamiliares con cubierta plana de hormigón.

La cubierta verde intensiva, al contrario que la extensiva, sí supone una carga adicional para la estructura del edificio. En este caso necesitaríamos por lo menos una capa de sustrato de 30 cm además de más tierra. Este tipo de cubierta ajardinada le permite convertir su cubierta verde en un auténtico Oasis verde e incluso podría tener árboles de tamaño pequeño (max. 1,50 – 2m de altura). Una cubierta verde intensiva requiere un mantenimiento mayor, por lo que solamente podrá realizarse en lugares de fácil acceso y transitables para poder disfrutar del jardín. Dado que este tipo de ajardinamiento precisa de más cuidados, habrá que prever un lugar para las herramientas, por lo general armarios pequeños o incluso una caseta de madera como las que se pueden adquirir en comercios de materiales para construcción. Una cubierta verde intensiva combinada con pequeñas terrazas o un estanque o fuente de agua y barbacoa, así como una terraza cubierta es un lujo y revaloriza extraordinariamente una casa.

Plantas Recomendadas

Cubierta verdeEn el centro de Europa, las plantas más utilizadas son principalmente las plantas herbáceas (necesitan poca tierra y son muy resistentes); por eso las siemprevivas de la especie perenne suculenta o crasa, o también la lavanda son las plantas más utilizadas. En cuanto a esta última podemos decir que es especialmente apreciada por su aroma intenso y fresco y sobre todo porque junto a ella no crece la maleza.

En el área mediterránea las plantas más empleadas en la cubierta ajardinada son la lavanda y el romero (el romero como tapizante y como arbusto más pequeño /seto). También las palmeras Bismarck (palmeras azules en abanico) o las palmeras cica, ambos tipos exigen pocos cuidados, otra especie también recomendada son los cítricos pequeños (cumcuat) y la scheflera.

Cubierta verde y Riego

En este punto sería muy importante tener en cuenta la instalación del riego automático en la cubierta verde. El motivo: el pequeño espesor de la capa de tierra en la cubierta verde contribuye a que ésta se seque rápidamente. La instalación no es muy complicada, tan solo se trata de instalar la red de riego con tubos especiales por goteo, teniendo en cuenta las plantas más importantes y regular la emisión de agua. La automatización del riego de la cubierta verde se realiza a través de diferentes circuitos controlados por ordenador.

Es bastante sencillo el manejo del riego automatizado por ordenador. Se introducen los datos de frecuencia (horas, días o semanas), así como el tiempo de irrigación. Se recomienda fijar el cálculo de agua en las aplicaciones de riego por ordenador, es decir en otoño utilizar solo el 50% del aporte de agua del dato introducido (el tiempo se reduce a la mitad) o en verano subirlo al 200% (el doble). De esta forma se evita tener que reprogramar el riego cada vez que cambiamos de estación.

También pueden equiparse diferentes circuitos con diferentes tiempos de riego. Un césped necesita, por ejemplo bastante más agua que otras plantas. Es muy recomendable instalar un sensor de riego, que pueda transmitir los comandos adecuados. Un riego automatizado del jardín que se ponga en uso cuando llueve, realmente no tiene ningún sentido.

El riego automatizado por ordenador asegura, incluso durante nuestra ausencia (vacaciones), la irrigación continuada. El coste de una instalación de riego se encuentra dentro de unos límites razonables.