Aljibe – Reciclado de Aguas Pluviales

aljibeLa basura se separa y se recicla, mientras que, el reciclado de aguas pluviales en un aljibe sigue siendo un tema desconocido. El agua procedente de la lluvia es un recurso valioso que puede y debe ser aprovechado también, para su uso en el hogar. Precisamente, por la escasez de agua potable en el mundo, deberíamos de controlar más rigurosamente su uso y pensar instalar un aljibe en nuestra casa.

Aljibe: del árabe hispano “algúbb“.

Incluso en depurar agua que utilizamos: no es necesario utilizar agua potable en las cisternas del inodoro, ni tampoco para el regadío de zonas ajardinadas. Merece la pena que nos detengamos a pensar sobre ello, la captación y reutilización de aguas pluviales (si no total, por lo menos parcialmente).

Riego con Aguas Pluviales del Aljibe

El agua de lluvia no tiene cal, es por ello muy apropiada acumularlas en un aljibe y utilizarla posteriormente para regar el jardín. Disponer de agua de lluvia reciclada, es por tanto una solución muy recomendable. Mediante canaletas se conducen las aguas pluviales acumuladas en las superficies de captación (cubiertas, terrazas, laderas, drenaje), dirigiéndolas posteriormente a través de bajantes hacia el aljibe, provisto de conducciones para su posterior aprovechamiento. Se deberá de proveer el sistema de recogida de aguas pluviales con rejillas y filtros para evitar la entrada de hojas y otras impurezas en el aljibe.

El agua recogida en el aljibe, puede utilizarse, no sólo para el riego del jardín, sino también para la limpieza de la casa, lavado de ropa o lavaplatos, o incluso para la cisterna del inodoro. Este sistema requiere instalar una red de distribución secundaria con tuberías y una bomba de impulsión, esta alternativa es más costosa, pero con el tiempo se amortiza esta inversión sobre todo teniendo en cuenta que los precios del agua suben cada año, y más aún en épocas de crisis cuando los ayuntamientos necesitan recursos.

Captación de Aguas Pluviales

Es muy sencillo instalar un sistema de captación de aguas pluviales. Se necesita un gran aljibe para las aguas pluviales captadas. Es mejor colocarlo en el sótano o soterrado (al menos 10.000l, cuanto más grande mejor) y suficiente para captar la mayor cantidad de agua pluvial. Las superficies de captación más habituales son la cubierta, terrazas o balcones, si es posible, también agua de drenaje (caso de permitirlo la pendiente del terreno, por ejemplo, en construcciones en ladera).

Sin embargo, en el aljibe no debe de entrar el agua procedente de espacios, donde pudieran estacionarse vehículos, (en el aljibe no puede penetrar ningún tipo de combustible, aceite, detergentes). El mejor aljibe – y tal vez el más barato, depende del tamaño – es el ejecutado con hormigón armado. Para instalaciones posteriores también pueden utilizarse depósitos estándar de PVC.

Se han probado con éxito tanques de polietileno,aunque son considerablemente más caros, sobre todo en los tamaños de 10.000l (unos 1000 € por 1000 l). Estos aljibes tienen la desventaja de que su limpieza no es sencilla. En el caso de un aljibe de hormigón es importante que éste disponga de un registro de entrada para inspecciones, mantenimiento o limpieza periódica. Los tamaños de un aljibe de polietileno van desde 1000L y 2000L, hasta 5000L.

Aljibe

En caso de llenarse el aljibe este dispondrá de un rebosadero, que se une al sistema de saneamiento de la vivienda, o si lo hubiera a la red de aguas pluviales. Las aguas pluviales recogidas y filtradas pasan, mediante una bomba hidráulica, del aljibe hasta los puntos de suministro, tal como previsto en los planos de ejecución: riego del jardín, limpieza del garaje o patio. Cuando el aljibe se vacía, existe un dispositivo de relleno automático, controlado por un flotador. Lo mismo sucede, cuando el agua de lluvia se queda por debajo de un nivel determinado, el flotador se conecta a una válvula para que el agua fluya desde la red y el aljibe vuelva a llenarse. Se preverá un sistema para interrumpir el paso del agua, en el caso de que el sistema de bombeado de aguas pluviales filtradas, sufriera una avería. Mediante los controladores de agua se puede cambiar el sistema de riego por aspersión del jardín, de manera sencilla, por agua potable.

Una cisterna nunca es demasiado grande. Si usted está construyendo su casa, planifique la ejecución de un aljibe, no le costará mucho esfuerzo, únicamente precisa ampliar una esquina en el sótano de su casa y hacer los muros de hormigón de su sótano un poco más grandes. Recomiendo un aljibe con una capacidad mínima de 10.000 litros, mejor 100.000 L. Por supuesto, depende del uso que quiera darle: por ejemplo, para el riego de un jardín, de tamaño medio se necesita como mínimo 1.000 litros al día, incluso más, si tuviera césped. Los 10.000 litros de aguas pluviales recogidas se consumirían en 10 días, si no hubiera llovido durante ese tiempo.