Definición de Energías Renovables

Se entiende bajo la denominación energías renovables las energías que provienen de la producción de energía utilizando materia prima que no se gasta ni se destruye recursos. Fuentes de Energías renovables son por tanto el sol, el agua o el viento. Incluso el gas biológico (Bio Gas) proveniente del proceso de descomposición de compost, basura o heces de animales.

Foto: ¿De qué nos sirve gastar más y más energía y no ahorrar un bien  cada vez más caro?

También se denominan energías renovables la Energía proveniente de la quema de materiales que vuelve a crecer nuevamente, como la madera, los rastrojos de la agricultura (Biomasa) con la balanza de Emisión Cero. Como un árbol, que “come” óxidos de Carbono y produce a lo largo de su vida Oxigeno, una vez talado y utilizado como fuente de energía (quemándolo), emite el temido CO2, óxidos de carbono. Al final, la “balanza” es Cero, por eso la leña o productos derivados, emiten 0 emisiones – al menos según el criterio de la legislación de la EU. Uno de los puntos que no se denomina Energía renovable, aunque si lo debemos de tener en cuenta, se trata del ahorro de energía.

Energías Renovables y el dinero

Existe un frente poderoso que está en contra del fomento de energías Renovables: es que dependemos todavía demasiado de la industria petrolífera y de carbono. Y es que algunas de las grandes empresas (y no les hablo todavía de los países productores) ganan una fortuna con la venta del petróleo, lo que parece no anima demasiado a la política actual del mundo a fomentar energías renovables. ¿Dónde están esas tecnologías para coches o centrales de producción de Energías, que funcionan únicamente con unas células de hidrógeno? Aparentemente estos sistemas funcionan, si bien nadie se interesa en comercializarlos,la industria petrolífera no está interesada y tampoco los gobiernos por las ganancias fiscales que les reportan la venta de gasolina. Imagínense coches funcionando con la energía del Sol y el Agua (tecnología de las células de Hidrógeno – H2), emitiendo nada más que Oxígeno y Agua. Por supuesto desaparecerían las gasolineras, los impuestos a pagar y los países productores de petróleo tendrían un serio problema… ¿será por esto que todavía no se vende? La lista de propuestas, a las cuales nuestros políticos hacen oídos sordos, es larga, y eso que el protocolo de Kioto fue firmado en 1997 por la mayoría de los países desarrollados – entre otros España. En su día, todos se comprometían a reducir hasta el año 2020 las emisiones de gases y sobre todo el CO2. Ya mismo llegaremos al año 2020 y de momento, en el año cuando escribo estas líneas – en el 2011 – no veo apenas voluntad alguna en los países para tomar cartas en el asunto. Las Energías Renovables siguen siendo una alternativa olvidada, los pasos que se dan son insuficientes, falta voluntad política en progresar. Incluso se están tomando decisiones erróneas – en mi opinión. Y si no, vean tantas cubiertas llenas de placas fotovoltaicas, produciendo energía muy cara y artificialmente subvencionada – quienes pagamos estas subvenciones somos todos nosotros, Ud. mismo y yo entre otros. Y es que la tecnología fotovoltaica no va a ser la energía del futuro, baja productividad, y muy cara en la producción.

Energías Renovables: el Agua

Suele utilizarse como energías renovables el agua, ya que la fuerza de las corrientes de los ríos permite mover las turbinas que se encargan de producir corriente (Energía). Puede haber plantas de Energías renovables en los mismos ríos, o presas cada vez más grandes, que se llenan y con el sobrante se actúa de la misma manera como con el agua de los ríos, utilizándola para mover turbinas. Cuanto mayor sea la fuerza del agua, mayor es la energía que se genera a través del movimiento de las turbinas. Los embalses se encargan de suministrar un continuo flujo de agua para tal fin. Puede haber plantas enormes (como en el Paraná de Brasil o el que será el más grande del mundo, en el rio Yang Tse de China). Pero también existen plantas pequeñas de producción de energía sobre todo en los países alpinos donde llueve constantemente y los ríos ofrecen un nivel de agua continuo. Hay plantas donde aprovechan el sobrante de Energía (de noche) para bombear agua hacía otra presa situada más arriba, para en el momento que aumenta la necesidad de Energía – por la mañana – se da la vuelta al circuito y al agua, acumulada de noche, bajará moviendo las turbinas y produciendo Energía. A este tipo de planta se la conoce como Planta hidroeléctrica de acumulación por bombeo, y funcionan desde hace décadas sin problemas. Incluso aquí en Málaga tenemos una planta de producción de Energías renovables de este tipo, en el Chorro.

Energías Renovables: el Sol

Existen varios sistemas de producción de Energías renovables mediante el sol. Por una parte el sistema llamado fotovoltaico – que no es otra cosa que la producción mediante radiación solar sobre silicio, iniciando así una reacción química y produciendo energía a escala mil voltios. Conectadas en línea varias células fotovoltaicas, van sumando esos mili voltios hasta conseguir al final una considerable fuente de energía. Otro uso de producción mediante el Sol, es la llamada “Energía Solar térmica”, se aprovecha el mismo calor del sol para calentar una tubería con un líquido refrigerante que porta el agua caliente a un depósito. Y éste, cuando llega a una temperatura de evaporación, comienza a producir vapor y presión, que a su vez mueve nuestra turbina (un poco como aquella antigua máquina de vapor de las locomotoras del siglo XIX). Energías renovables como el sol hay en tal cantidad que en teoría sería suficiente el uso de una pequeña parte del desierto del Sáhara para producir la demanda mundial de Energía. Desde hace años se está negociando un proyecto de enormes dimensiones llamado DESERTEC, aunque por el momento no parece que despierte demasiado interés entre todos los participantes. Repito: Energía para todos a costo casi Cero, y ningún país, ni industria, ni nadie se mueve en esta dirección. Y además, nuestro plantea cada vez está más contaminado por la incineración de petróleo y sus efectos contaminantes.

Energías Renovables: el Viento

El viento es también una de las energías renovables, cada vez es más habitual observar las turbinas movidas por el viento. El sistema es tan simple como productivo: El viento mueve las aletas del molino, y en el eje se ubica nuestro generador que produce energía. Cuanto más viento, más fuerza y más energía se producirá. Este es el principal problema de estos molinos: sin viento no hay producción de energía. En teoría para fomentar la Energía eólica, debería de realizarse una planta productora de Energía fiable (y sobre todo constante) para que – en los días sin viento – no se nos apague el televisor por falta de luz. Por esta razón el viento nunca podrá figurar como primer productor de la energía. Si bien es una gran ayuda para ahorrar, y se está estudiando como emplear esta tecnología para nuestras casas, que es donde podría ayudar mucho a reducir la compra de Energía.

Energías renovables: Almacenamiento

Las Energías Renovables y principalmente la eólica, nos demuestra lo importante que sería poder almacenar Energía, hoy por hoy parece imposible, al menos en grandes cantidades. El único medio capaz de almacenar Energía es la batería, y comparando la batería de su vehículo verá pronto que para almacenar 12 V y 63 Ah tiene ya un costo enorme, pesa mucho y no dura más que cinco años. Traducido a nuestro televisor con 500 W (Pantalla plana) no sería otra cosa que ver la tele durante poco más de una hora (756 Wh o 0,75 kwh). Si bien, se ha mejorado mucho este tema, seguimos estando lejos de poder almacenar adecuadamente las energías renovables generadas por Sistemas Eólicos. El día que sepamos como almacenar la energía, habremos ganado mucho.

Energías renovables: Recursos renovables

También se entienden los recursos renovables como energías renovables, que son recursos que vuelven a crecer de nuevo, como la madera, la poda proveniente de los agricultores (Biomasa) u otros. Si bien se define la madera como emisor Cero – así al menos lo define la Unión Europea – no puedo entenderlo, ya que la madera emite múltiples contaminantes a parte del Óxidos de Carbono, a la hora de incinerarse. Pero en la EU se entiende que como crece de nuevo “el balance” de esta contaminación es cero, lo cual no es correcto. Una más que dudosa definición para evitar las emisiones por incineración. Siguiendo con esto mismo, la industria de la madera ha descubierto que puede vender incluso la basura que genera, produciendo los pellets para la producción de energía, tan de moda en el Centro de Europa. En Alemania se ha puesto de moda que los propietarios de viviendas instalen sistemas de quemadores de Pellets para producir calor de calefacción y agua caliente.

Energías renovables: La Casa ideal

La Casa ideal mi criterio personal – es la que emite cero contaminantes a la atmósfera. Y esto es cada vez más factible: su agua caliente puede generar agua para ducharse y de camino empujar un generador de energía. En su cubierta y jardín se podrían instalar sistemas eólicas que suministran y almacenan energía en baterías, que después podría utilizarse. Con el sobrante de energía que tiene Endesa durante las noches pasa lo mismo: almacenarlo a las baterías durante la noche, nos permitiría tener que consumir menos electricidad durante el día. Sin embargo la idea del futuro son las células de Hidrógeno, que queman sin contaminación, y cuyo resultado – Agua y Oxigeno – puede servir incluso para regar su jardín. Una célula de hidrógeno en cada casa y suministrada a todo el país – combinándolo con buenos sistemas de almacenamiento de Energía.

Energías renovables conclusión

Únicamente pretendo dar impulsos positivos en mis reflexiones sobre el tema de las energías renovables. ¿No le gustaría dejar a los niños de hoy un mundo más limpio el día de mañana? A pesar de este justo deseo, parece que entre tantos intereses, sobre todo económicos, avanzamos muy poquito con las energías renovables. El político de turno, que realmente quiera cambiar algo, tendrá como consecuencia un aumento de empleo, de riqueza, de empresas nuevas, ganamos en innovación y además tendremos un mundo más limpio. Las nuevas tecnologías basadas en energías renovables necesitan ponerse manos a la obra. Tendremos la producción de energía en casa, evitando así tener que comprar a los países productores petróleo, cada vez más escaso y caro. Incluso podríamos vender la innovación tecnológica de energías renovables y ayudaremos, de la mejor manera posible a mejorar el clima en nuestra tierra. En resumen: teniendo en cuenta todo esto, ¿a qué esperamos?