Cocinas

Es manifiesta la transformación que las cocinas han experimentado a través de los tiempos: tradicionalmente las cocinas eran el centro de la casa, pero con el surgimiento de la familia burguesa, lacocinase fue separando cada vez másdelas otras partes de la vivienda – haciéndose cada vez más pequeñas, dependiendo del entorno pequeño burgués.

Foto: elemento comunicativo: Cocinas con barra americana

Desde las cocinas de muñecas……

Muchos todavía se acuerdan: las cocinas de muñecas que se diseñaban en la década de los 60, vergonzosamente ocultas detrás de una puerta, siempre cerrada. Símbolo consolidado de lo que entonces se entendía por la repartición de los papeles. Aún se recuerda palabras como “la mujer en la cocina”. La vida se realizaba, o más bien se representaba en los salones. Evidentemente éstos ocupaban el lugar que las cocinas no tenían. Como elemento de conexión entre unos y otras estaba, en el mejor de los casos, los pasaplatos.

… hasta un lugar para la comunicación y el placer de cocinar juntos

Ahora la cocina es („hogar” o “fogón”) vuelve a ser lo que siempre fue: un lugar para la comunicación, un lugar de encuentro. Cocinar es otra vez una vivencia común. Por ello las cocinas deben de integrarse en los espacios para vivir, ya sea como cocinas completamente abiertas o semiabiertas. Espacios, en los que los límites entre los diferentes ambientes: cocinar, comer y vivir quedan difuminados. Las cocinas se han transformado de pequeñas y funcionales a cocinas abiertas y lugares para la comunicación, separadas de las salas de estar, en el mejor de los caso con muros bajos. Cada vez hay más cocinas que incluyen la zona comedor.

Planificación de las cocinas

La planificación de la cocina debe de realizarse con mucho esmero, a fin de cuentas las cocinas son de los espacios en los que más tiempo se pasa. Se recomienda una supervisión profesional. Uno de los mejores especialistas en el diseño de cocinas es su arquitecto, puesto que las cocinas y los electrodomésticos forman siempre parte de la planificación general de una casa. Con mucha frecuencia, las cocinas realizadas son el resultado, una vez acabadas las obras de la casa, de su diseño en la fase de planificación, realizadas por el Arquitecto. Antes de encargar la cocina, debe de aclararse, la función que va a tener: qué electrodomésticos se van a necesitar y cómo deben de colocarse.

Todo incluido: Cocinas en línea

En la planificación de las cocinas, la tendencia actual consiste en integrar los electrodomésticos, horno, microondas y cafetera automática en línea. La colocación de los aparatos debe de hacerse desde el punto de vista ergonómico, evitando, por ej. tener que agacharse para cargar el horno. Lo más adecuado sería instalar hornos y microondas a la altura de la encimera. También las puertas se ven remplazadas cada vez más por elementos correderos, como los armarios extraíbles “tipo farmacia”. Otro criterio adicional es el diseño de cocinas para personas zurdas o diestras: si las zonas se disponen en la dirección de las agujas del reloj (esto es, de izquierda a derecha), la cocina estará diseñada para una persona diestra. Si el usuario es zurdo, las zonas deberán disponerse en el sentido opuesto a las agujas del reloj. No hay que olvidar que una correcta disposición de los elementos en las cocinas acorta los desplazamientos y aligera los procesos.

Isla para cocinar, barra americana y encimera

Disponer de una isla para cocinar o para la preparación es una solución muy aceptada, aunque necesitan mucho espacio en su planificación. También muy popular es la instalación de una barra con taburetes, muy apropiada para un desayuno rápido, además de servir como separador de ambientes. Muy adaptable incluso en cocinas pequeñas. Para las encimeras se recomiendan materiales duros (granito o silestone), son más habituales, debido a motivos económicos, las encimeras de aglomerado revestidas con materiales sintéticos. Yo, personalmente, recomiendo islas para la preparación y colocar la zona de cocción en línea.

Cocinas y electrodomésticos

Las cocinas son, en las casas actuales, un reto cada vez mayor. Los electrodomésticos habituales en las cocinas son: placas de cocción Ceran (vitrocerámica) o de inducción, un frigorífico-congelador, lavavajillas, microondas y horno. Las cocinas de alta calidad disponen también de aparatos para cocinar verduras (cocedor al vapor) o cocinas de inducción.

Para quien le guste la comida asiática: merecería la pena considerar las cocinas japonesas Teppanyaki (planchas de acero para cocinar) o woks de inducción (=aparatos integrados en la encimera). Los refrigeradores americanos de dos puertas (=”Frigoríficos side by side”): en un lado el frigorífico, en el otro el congelador con dispensador de hielo integrado. Estos electrodomésticos precisan de una toma de agua para la preparación del hielo

Si el presupuesto lo permite, recomiendo a mis clientes varios frigoríficos – al menos dos – así como un congelador independiente (ubicados enla despensa), brinda a las grandes familias la posibilidad de disponer siempre de bebidas frescas y verduras en un frigorífico, mientras que el resto de los alimentos se guarda en el frigorífico ubicado en la cocina.