Las Casas de Madera

casas de maderaLas casas de madera son, a menudo sinónimo de Casas Ecológicas. La madera es uno de los materiales estrellas en la construcción de viviendas. Contrariamente a la opinión de la industria de la construcción, las viviendas de madera tienen una vida útil excepcionalmente larga, tan sólo tenemos que echar un vistazo en los Alpes, donde encontramos casas de madera construidas hace siglos, que siguen dando servicio sin apenas tener defectos.

Foto: Fabricante de casas: Casa de madera prefabricada

Casas de madera estratificada – o de entramado

El sistema de construcción de entramado es más bien un sistema de construcción europeo (soportes de esquina y centrales, así como vigas maestras para soporte de estructura), por el contrario la construcción en sistema de estratificado, proviene de los EE.UU., y significa que la carga se distribuye entre muchos montantes de pequeño tamaño. Se colocan montantes cada 60 cm apróximadamente. La estructura de los forjados es de la misma manera estratificada.

Ambos tipos de construcción son igualmente resistentes, aunque en el caso del sistema de entramado hay más margen de maniobra y libertad en el trazado – división interior, dado que podemos ofrecer zonas de luces más grandes. El sistema Blockhouse o casas de madera rústica (tipo bosques de Canadá) mediante superposición de troncos utiliza troncos de madera perfilados/cepillados.

Construcción de Casas de Madera

La madera es un producto natural y por lo tanto no está libre de parásitos. No sólo por este motivo, sino también por razones de aislamiento térmico, las casas de madera se protegen contra el viento con una lámina anti-vapor (desgraciadamente de plástico) para evitar la penetración de parásitos, humedad o frío. Las cámaras/cavidades (espacio entre los soportes y las vigas de la cubierta) se pueden rellenar con material aislante, lana mineral, cáñamo, etc. Sobre esto se realiza el acabado interior y exterior y quien lo desee podrá revestirlo/decorarlo, bien con madera o (arcilla) enlucido, cada vez más de moda los enfoscados de barro.

Aprovechando que estamos con el tema madera, lo suyo sería colocar también suelos de madera. Existe la variante tradicional de láminas/duelas de madera de abeto rojo o la versión más noble de alerce o arce, con vetas muy finas. Una de las mejores maderas para construir una casa es el roble, aunque tiene un precio considerable.

Casas de madera: un material antiguo con un toque moderno

Muchos consideran que el ambiente interior de una casa de madera es mucho más agradable que el de una casa convencional. Cualquiera que haya vivido algún tiempo en un edificio de este tipo, habrá experimentado esta sensación. Entre los materiales de construcción, la madera es el material más “auténtico”, resulta muy fácil trabajar con él y los espacios construidos con madera ganan en calidez natural, proporcionando una sensación de confort a sus habitantes. No es sorprendente, por tanto que la construcción en madera esté en constante aumento. Sin duda ha contribuido a hacerla más popular, la producción de casas prefabricadas.

Un material muy antiguo compatible también con todo tipo de instalaciones técnicas modernas. Si, por ejemplo, nos referimos a la calefacción de las casas de madera, podemos instalar cualquier variante: desde bombas de calor, pasando por la calefacción de suelo radiante, calderas de biomasa o calefacción por placas solares.