Las Casas de Lujo

casas de lujoPara mí, como arquitecto, las casas de lujo son una buena combinación de diversos factores como: ubicación, conectividad, funcionalidad, un buen meditado concepto de energía, instalaciones técnicas inteligentes, materiales de construcción ecológicos – y: además y sobre todo: Que las casas de Lujo nos permitan aún “crecer”. Las casas de lujo no tienen que ser grandes, ni caras. Tan sólo tienen que ajustarse a nuestras necesidades.

Foto: Se puede planificar: La casa perfecta

Meditar bien el diseño

Para que las casas de lujo sean un éxito, merece la pena tomarse su tiempo en la etapa preparatoria (= diseño previo). Mi recomendación a mis clientes: guarden los primeros esbozos del diseño de su casa en el cajón y revíselo 3 semanas después. Se sorprenderán cuántas ideas nuevas pueden surgir, cuando se deja reposar y asentar la propuesta durante un tiempo.

Tómese su tiempo, proyectar casas de lujo necesita tiempo y debe realizarse sin prisas. Cuando usted viva en su casa durante unos años, no va a acordarse si la casa se acabó tres meses antes o después. Pero, en cambio, va a ser un recuerdo constante, tener que ir tras cada lavado tres plantas más arriba para poder tender la ropa – durante toda su vida – por no haber pensado detenidamente en la funcionalidad de su casa. Proyectar casas de lujo precisa tiempo de reflexión.

Grandes Casas, Pequeños detalles

Ya sea una casa unifamiliar, un bloque de viviendas, una casa multigeneracional, distribución horizontal (= construcción casas de pisos) o distribución vertical (=adosados): casa y funcionalidad van juntos, desde el primer croquis de su arquitecto. Al dicho “el todo es más que la suma de sus detalles” me gustaría añadir: no es sólo el tamaño del proyecto, sino también los detalles, lo que hacen que un edificio merezca la pena ser habitado. En esto consiste el diseño y la construcción de casas de lujo.

Las casas de lujo son además funcionales. No tiene ningún sentido ubicar el estacionamiento del vehículo, lejos de la cocina y de la despensa, no olvidemos que se trata de uno de los recorridos más habituales a realizar en la casa. La lavadora, debería de colocarse elevada sobre una base de ladrillos, revestida con azulejos, de aproximadamente unos 40 cm, para evitar los dolores de espalda y tener que agacharnos. Instalar conductos de evacuación de ropa sucia, para librarnos de tener que subir y bajar escaleras con las canastas de ropa para lavar, eso sí, tendrá que tener una buena insonorización para impedir que este conducto se convierta en el “teléfono” de la casa. La resonancia acústica se puede evitar mediante válvulas neumáticas en esos conductos. Son pequeños detalles que en las casas de lujo se tienen en cuenta.

Autoconstrucción: ¿Hasta dónde llega nuestra aportación?

Si un camión entero con materiales de construcción cuesta unos 700 euros, le añadimos la contratación de cuatro albañiles, para trabajar estos materiales, los costes mensuales ascenderían rápidamente a 12.000 euros o más. Es evidente, que construir uno mismo, representa para muchos una alternativa interesante para ahorrar gastos.

No hay nada que se oponga al hecho de que construyamos nuestra propia casa. Pero es mejor ser realistas y evaluar muy bien nuestras habilidades. Construir la casa completa, únicamente con nuestro propio esfuerzo, sólo se lo pueden permitir unos pocos.

Si quiere hacerlo, haga sólo aquellos gremios que conozca, como, por ejemplo, solar y alicatar, enyesar, unos pueden trabajar bien la madera, otros saben algo acerca de electricidad o de instalaciones técnicas. Si usted desea ser su propio constructor, le recomiendo como máximo, no realizar más de dos gremios.

Casas de lujo: un diseño bien estudiado, paciencia, atención a la estética y a la funcionalidad.