La Construcción

construccionUna vez que los trabajos preparatorios han concluido, se ponen en marcha las excavadoras: comienza la construcción. Cualquier obra es una interacción compleja de personas con intereses opuestos: para unos que pretenden obtener el máximo esfuerzo, al menor coste y para otros obtener el máximo beneficio económico con un esfuerzo mínimo.

Foto: Excavadoras zona de obras: Comienza la construcción

Obra nueva: Primero trabajo, después dinero

En la obra nueva usted no recibe una cosa y paga después. En la construcción se abonan los trabajos a medida que éstos se ejecutan. Este pago “paso a paso” se realiza mediante “Certificaciones de Obra”, no son otra cosa que una relación de los materiales empleadas hasta el momento, una factura parcial, que la dirección facultativa debe comprobar antes de dar el Visto Bueno para el pago. Hay muchos constructores que insisten en el recibo de pagos anticipados, para protegerse ante posibles impagos, en el caso de insolvencia por parte del cliente. Es importante que usted conozca este sistema para negociar las condiciones de pago y llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes. Yo, tan sólo, puedo desaconsejar o advertir sobre el adelanto de cantidades importantes a cuenta, antes de comenzar la obra. Es más conveniente pagar a la finalización de cada trabajo ejecutado. ¿Por qué tiene hay que abonar al contratista un anticipo considerable, si al comienzo de la obra, únicamente se envía a la zona de obras una excavadora y un trabajador? Tome nota de una regla muy simple: primero trabajo y después dinero.

La Dirección de Obra

Mantenga siempre el control de la construcción, proporcione al arquitecto o Director de obra instrucciones claras sobre la construcción. Es imprescindible para la buena marcha de la obra y para mantener un ambiente tranquilo durante la ejecución de los trabajos. ¿Quién paga, cuándo y cuánto?, ¿de cuánto tiempo dispone para una correcta comprobación de las facturas?, ¿hay descuentos?, si fuera así, desde qué fecha y cuántos días tiene para pagar. Estas son las reglas de juego de la construcción y están definidas en un Contrato de Obras. Merece la pena estar bien informado al respecto. La desinformación – como tantas otras veces en la vida – no le va a hacer muy feliz con la obra.

La Estructura de la obra

Hasta que pueda ver algo de su casa deben realizarse varios gremios a la vez (Excavaciones, saneamiento, Cimientos, Estructura, Cerramientos y Cubiertas). Una vez terminado estos trabajos, tenemos un armazón del edificio. La ejecución del esqueleto y cerramientos del edificio, incluida su cubierta, se considera la cota más alta de la construcción de la casa, y se festeja normalmente con la puesta de bandera. En este punto de la construcción ya se puede adivinar la futura forma del edificio, e incluso es posible recorrer la obra por su estructura.

Acabados

Una vez completado este primer paso importante de la construcción, se continúa con los trabajos restantes de la obra. Bajo acabados, se entienden todos los trabajos, que hay que finalizar – sobre todo en el interior de la casa. Si nos referimos al coste y tiempo empleado, los acabados constituyen 2/3 de la obra, la estructura / cerramientos / cubierta supone aproximadamente 1/3. El desarrollo incluye todos los gremios restantes, es decir, la totalidad de las instalaciones técnicas, ventanas, puertas, enlucidos, solerías y trabajos de pintura. Los acabados interiores a menudo llevan más tiempo de lo que el cliente desearía, porque muchos de los trabajos que se ejecutan durante esta etapa no se pueden ver. Precisamente esta fase de la obra es, en la que más tiempo invierte la dirección de obras, hay que organizar el trabajo de varios gremios que coinciden al mismo tiempo en la obra, comprobar y aprobar las Certificaciones – facturas, realizar modificaciones, etc.

Documentación Fotográfica de la Construcción y Zona de Obras

Se recomienda documentar adecuadamente todo y cada uno de los pasos de la construcción. No tanto para el álbum familiar (que también), sino por su propia seguridad: las fotos de la construcción pueden utilizarse como pruebas, en caso que años mas tarde se pretende ampliar la obra, conviene saber donde se están instalados la tubería de saneamiento, luz, agua etc. Fotografíe sobre todo, aquello que después no podremos ver: canalizaciones, instalaciones o armaduras en el hormigón. Esta documentación fotográfica puede ser, en algún momento, importante.

La documentación de la construcción puede hacerla su arquitecto, pero, en la era de las cámaras digitales y teléfonos móviles Smartphones, hacer un par de fotos más no lleva tiempo y pueden hacer falta después. Vaya, de cuando en cuando, a la obra y documente fotográficamente los trabajos de instalaciones, calefacción, también los trabajos de impermeabilización. Después de la recepción de la obra, se alegrará de tener esta documentación, en el caso de que surjan, por ejemplo fugas de agua en las tuberías y nadie más conozca, dónde están colocadas las conducciones.