Bajo la denominación Home Staging entendemos la puesta a punto de un inmueble o mejor aún el “tuneado de inmuebles” a fin de mejorar su venta o hacerla más atractiva a posibles compradores. No olvidemos que quién desea adquirir una vivienda aunque ésta sea de segunda mano, pone en la compra de la misma todos sus sueños. Con una inversión razonable, podemos, con Home Staging, conseguir hasta un 20% más en el precio de venta.

Home-Staging

Home Staging: ¿Otra moda americana?

No tan deprisa con los prejuicios: Quien piensa en vender el coche viejo, también se prepara para tunearlo „Car“-Staging: abrillantar, aspirar y otras tareas importantes como la limpieza de la tapicería, pulir y encerar… etc. Los profesionales de compra/venta de autos se encargan de hacerle una puesta a punto que puede significar un aumento de hasta un 10% del precio de venta. ¿Por qué el propietario de un coche no regatea esfuerzos para mejorar su coche y sí lo hace el propietario de una vivienda?

Cero inversiones en viejos inmuebles.

Por lo menos es lo que se dice popularmente. Eso, si únicamente contemplamos el aspecto de que cuando un propietario vende un inmueble es porque necesita el dinero, de otra manera no pensaría en vender. Normalmente, quien desea vender se dirige a una inmobiliaria y lo deja todo en manos de su agente que es quien deberá de “apañárselas”. Incluso el mejor agente inmobiliario tendrá problemas para vender un inmueble usado, muy pronto los propietarios-vendedores se dan cuenta del nulo o muy escaso interés que despierta su propiedad. Los pocos interesados que se prestan a visitar el inmueble, enseguida rechazan la idea. Nadie se imagina comprando una casa, donde quizás aún queden viejos enseres y permanezca el característico olor a viejo.

Home Staging: La idea

Detrás de Home Staging se esconde una idea muy simple: embellecer “tunear” el inmueble con el fin de hacérselo apetecible a un posible comprador. Dejaremos de lado los detalles personales y procuraremos que el decorado de la casa sea lo más neutro posible. Utilizaremos materiales y muebles del gusto de todo el mundo. Nos decantaremos por colores claros, suelos no demasiado oscuros y un mobiliario discreto en la cocina. Nos inclinaremos mejor hacia un estilo minimalista, sólo así el futuro comprador podrá hacerse una idea de cuál sería su propio equipamiento. Recuerde: los espacios sobrecargados asustan. Algunas plantas en bonitos maceteros (palmeras, plantas de grandes hojas, etc.) complementan el programa de Home Staging, porque las plantas agradan a todo el mundo. Muy importante: prestar atención al olor del inmueble: deberá de oler a fresco, limpio, aromas florales. Un consejo: en ningún caso utilizaremos aerosoles o trataremos de enmascarar los olores. Una atmósfera limpia y fresca desempeña un papel fundamental a la hora de vender una casa, hace que el inmueble nos sea agradable desde el primer momento.

Home-Staging

Home Staging: El jardín y exteriores

Quizás suene un poco chocante, pero un importante criterio de compra son precisamente el jardín y los exteriores: mientras comenzamos la visita del inmueble a la venta, nos encontramos con floridos conjuntos florales, cuidadas plantas trepadoras que cubren la pérgola techada de una acogedora veranda, dando a todo el conjunto un aire de distinción. Sin lugar a dudas esta visión es más agradable que la visita al sótano mejor organizado. Por este motivo en Home Staging atenderemos especialmente al arreglo y preparación del jardín, pues es lo que podremos ver desde muchas ventanas de la casa que queremos vender. Y muy importante: aquellos posibles compradores seriamente interesados en su adquisición, desearán volver después de la visita realizada para echar otro vistazo y lo primero con lo que se van a encontrar es con el jardín y los exteriores del inmueble. Si el jardín no está cuidado, si la maleza se extiende por doquier, cualquier comprador potencial se dará la vuelta, alejándose del lugar.

Psicología de un comprador

Home Staging se basa en la psicología más sencilla del comprador: si en el inmueble encontramos demasiados y muy particulares enseres, la mayor parte de los compradores es incapaz de hacerse una idea sobre cómo equipar y decorar el mismo. Seguramente sería de esperar por parte de los posibles compradores un poco más de fantasía, pero más que comprobado está en la gran mayoría de nosotros, ésta capacidad no existe. Sin embargo si se lo ponemos más fácil, el interesado no tendrá que realizar complejos procesos de transformación que lo apartarán de la tarea más importante: su interés en el inmueble. Las viviendas de segunda mano normalmente no despiertan gran interés en los futuros compradores, sino más bien un rechazo. A veces resulta difícil imaginar una vida familiar feliz con niños en una vivienda de segunda mano, en la que además de encontrarnos viejos enseres, podemos distinguir el característico olor a viejo o a humedad. Otro aspecto importante: la mayor parte de los posibles compradores desean sobre todo librarse de inversiones adicionales, ya han desembolsado un volumen importante y lo que desean sobre todo es que el estado del inmueble les permita la entrada inmediata. Estos factores nos podrían hacer perder la oportunidad de vender, aunque el inmueble cumpliera con las necesidades de la persona interesada.

Otro punto importante sobre la psicología del comprador es la espontaneidad – a pesar de la gran inversión -: si la primera impresión es buena, la compra se efectúa en la mayor parte de los casos, sin realizar en profundidad otro tipo de comprobaciones, que pasan a un segundo plano. Incluso se da el caso de obviar cuestiones importantes, que restarían valor al inmueble. El comprador se ha “enamorado” y todos sabemos que el amor es ciego. Necesitamos dotar a nuestro inmueble este “Wow Effect”, expresión muy utilizada por los británicos.

“Wow Effect” sin demasiado esfuerzo

Es precisamente el “Wow Effect” lo que se pretende alcanzar con el Home Staging. Se puede lograr con diversas y relativamente sencillas medidas, por ejemplo, adecuando o reformando con cariño un único espacio (si las circunstancias lo permiten, incluso poniendo suelo de madera). Este espacio, en contraste con el resto de la vivienda, por supuesto siempre limpia y en un estilo neutro, conseguirá el “Wow Effect”. Los profesionales del Home Staging inspeccionan en primer lugar el inmueble y fijan después intencionadamente el detalle o detalles a reformar. Un “Spa” en el sótano, baño en la habitación (en caso necesario otro servicio), o parquet de madera maciza de roble. Quizás tengamos que rascarnos el bolsillo para agrandar la ventana del salón y hacer el espacio más luminoso.

Home-Staging

Costes y Beneficios

En Home Staging, no sólo logramos un incremento en el número de interesados, sino que además obtenemos un precio de venta del inmueble más alto. Pero ¡cuidado! No todas las remodelaciones conducen a un precio de venta más alto: cuando “tuneamos” los costes pueden elevarse rápidamente, siempre es más seguro contactar a especialistas que conozcan bien el tema. Expertos en esta materia son los arquitectos con experiencia en venta de inmuebles, decoradores de interiores (sin ánimo de grandes “realizaciones”), o incluso agentes inmobiliarios con visión para las cosas bonitas. Los profesionales de Home Staging deberán de proveerle de buenas y sobre todo asequibles ideas. Porque una cosa debe de estar clara: Home Staging sólo tiene sentido si tiene un coste soportable.

Home Staging con servicio de alquiler

Cada vez existen más empresas que se dedican al alquiler, de muebles y atractivos maceteros para plantas a un precio asequible, también con posibilidad de compra, si fuera el caso. Si el inmueble no fuera de interés para el posible comprador, se devuelven los muebles u otros enseres alquilados, para su utilización en el próximo Home Staging.

Reforma vs. Home Staging

Al hablar de edificios necesitados de reforma, no debemos confundir los costes de Home Staging con los trabajos de reforma necesarios. Home Staging se refiere sobre todo a trabajos de pintura, equipamiento (quizás cocina), un par de plantas de interior y ocasionalmente la colocación de parquet o similar en uno u otro espacio. Los trabajos de reforma se emprenden cuando el inmueble presenta daños ocasionados por el paso del tiempo y precisan una renovación del baño, cocina, instalaciones u otros.